Según una revisión sistemática de 37 ensayos controlados aleatorios con 2.768 sujetos, investigadores de Países Bajos y Estados Unidos concluyen que el yoga puede proporcionar los mismos beneficios en la reducción de factores de riesgo que actividades físicas tradicionales como andar en bicicleta o caminar a paso ligero. Los investigadores señalan que esto podría ser a causa del impacto del yoga en la reducción del estrés, “que lleva a un impacto positivo en el estado neuroendocrino, metabólico y la función cardio-vagal”.

Las mejoras en los factores de riesgo (IMC, presión arterial, niveles de lípidos) fueron significativas cuando se utilizó el yoga junto a medicación. Entre los pacientes con enfermedad coronaria existente, el yoga proporciona un beneficio estadísticamente significativo en la reducción del colesterol LDL cuando se añade a la medicación (estatinas y fármacos hipolipemiantes).

En comparación con el ejercicio en sí, se vio que el yoga proporcionaba Según la autora principal, Myriam Hunink, del Centro Médico de la Universidad Erasmus, en Rotterdam, Países Bajos, y la Escuela de Salud Pública de Boston, Harvard, Estados Unidos, estos resultados indican que el yoga puede ser muy útil para reducir el riesgo y que la evidencia apoya la aceptabilidad del yoga para “los pacientes con menor tolerancia física, como aquellos con condiciones cardiacas preexistentes, los ancianos o aquellos con dolor musculoesquelético o en las articulaciones”.

Referencia:

-Psiquiatria.com

-European Journal of Preventive Cardiology

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website